Aumenta a 50 la cifra de muertos por el huracán Harvey

Al menos 50 personas han muerto por el ciclón Harvey, que hace una semana llegó a la costa del Estado de Texas.

A pesar del elevado número de muertos, las zonas más afectadas empiezan a recuperarse, como es el caso de la ciudad de Houston.

Las autoridades indicaron que la cifra de muertos podría aumentar mientras se completan las labores de rescate.

“Este va a ser un proceso masivo de limpieza”, ha dicho hoy el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott.

“Esto no va a ser un proyecto a corto plazo. Este va a ser un proyecto de varios años para que Texas sea capaz de salir de esta catástrofe”, ha indicado el gobernador a la cadena norteamericana ABC.

Según informan medios locales, una de las ciudades más afectadas es Beaumont, una localidad de casi 120.000 habitantes cercana a la frontera con Luisiana, donde la situación sigue siendo preocupante, especialmente porque desde hace días no cuentan con agua potable.

“Tendremos que esperar hasta que los niveles de agua de esta inundación histórica retrocedan antes de que podamos determinar el alcance de los daños y hacer las reparaciones necesarias”, han dicho las autoridades de Beaumont, que han añadido que “en este momento no hay manera de determinar cuánto tiempo llevará eso”.

Asimismo, la portavoz de Cruz Roja, Suzy DeFrancis, ha explicado hoy a la CNN que 42.000 personas se han cobijado en sus refugios, y ha explicado que la organización probablemente tenga que continuar con sus labores de emergencia hasta por lo menos el Día de Acción de Gracias, a finales de noviembre.

Mientras tanto, el alcalde de Houston, Sylvester Turner, ha asegurado hoy que la ciudad está “comenzando a entrar en la fase de recuperación”.

Turner ha indicado también que muchas de las tareas de rescate se llevan a cabo en el área metropolitana más grande de la ciudad, con los equipos de rescate “puerta por puerta”, para asegurarse de que nadie está atrapado dentro de su casa.

“El número de rescates en la ciudad de Houston se ha reducido drásticamente. Muchos de los rescates que se están viendo están teniendo lugar fuera de la ciudad de Houston”, ha especificado en alusión a las urbanizaciones colindantes.

No obstante, las labores de recuperación de las zonas afectades en el Estado tan solo están comenzando y, mientras la Casa Blanca calcula que alrededor de 100.000 viviendas han sido dañadas, las autoridades federales elevan esa cifra a 185.000.

Hasta que no disminuyan los niveles de agua acumulada y puedan concretarse las labores de limpieza, es difícil calcular las pérdidas y los costes de la reconstrucción, pero las cifras más pesimistas apuntan a los 190.000 millones de dólares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, piensa solicitar fondos de emergencia al Congreso para paliar la catástrofe, petición que podría ser aprobada la próxima semana, cuando los congresistas se reincorporen a su trabajo tras el periodo de vacaciones de verano.

“Texas está curándose rápido gracias a todos los grandes hombres y mujeres que han estado trabajando tan duro. Pero todavía hay mucho que hacer. ¡Volveremos mañana!”, ha dicho hoy Trump en su cuenta de Twitter, en alusión a la visita que realizará este sábado a las zonas afectadas tanto de Texas como de Luisiana.