Juez en EU ordena a hombre de 30 años mudarse de casa de sus padres

0 487

La justicia de Nueva York ordenó a Michael Rotondo, de 30 años, abandonar la casa de sus padres, donde vive sin aportar dinero ni ayudar con las tareas domésticas, tras ser demandado por sus propios progenitores.

Pero tras escuchar el fallo, Michael dijo no estar conforme con la sentencia y anunció que apelará la decisión.

“Simplemente quería un tiempo razonable para marcharme sabiendo que no estaba preparado para mantenerme por mí solo en el momento de los mensajes”, dijo el Rotondo a WSTM en referencia a las cartas de desalojo que le enviaron sus padres Mark y Christina.

Mark y Christina le habían hecho llegar cinco cartas avisando del desalojo, pero Michael se negaba a irse.

“Después de una discusión con tu madre, hemos decidido que debes abandonar esta casa de inmediato. Tienes 14 días para desalojar. No se te permitirá regresar. Tomaremos las medidas necesarias para hacer cumplir esta decisión”, fue el sutil mensaje que le dejaron el 2 de febrero.

Michael ignoró la carta y sus padres redactaron un aviso de desalojo apropiado con la ayuda de su abogado.

“Quedas desalojado”, se lee en una notificación del 13 de febrero, firmada por la señora Rotondo.

“Se iniciará un procedimiento legal inmediatamente si no te vas antes del 15 de marzo del 2018”, dice el aviso.

Días después, la pareja le ofreció a su hijo US$1.100 para mudarse y criticaron su comportamiento en otra carta. Además, le enumeraron una serie de recomendaciones.

“Hay trabajos disponibles incluso para aquellos con un historial de empleo pobre como el tuyo. Consigue uno: ¡tienes que trabajar!”, le dijeron.

“Organiza las cosas que necesitas para trabajar y para administrar un departamento (…)”

“Vende cosas que tengan un valor significativo (…). Esto es sobre todo para cualquier arma que tengas. Necesitas el dinero y no tendrás lugar para eso”.

Pero no hubo respuesta y para el 30 de marzo, estaba quedando claro que el hijo no tenía ninguna intención de irse.

En abril, el matrimonio Rotondo acudió a la corte municipal local para tratar de desalojar a su hijo.

Pero les dijeron que, debido a que Michael es un familiar, necesitarían que un juez de una Corte Suprema le ordenara irse de la casa.

Los Rotondo presentaron su caso ante la Corte Suprema del condado de Onondaga, cerca de Syracuse, Nueva York, el 7 de mayo.

En una audiencia celebrada este martes, Michael argumentó que no le habían notificado que se fuera con la suficiente antelación y que necesitaba un plazo mínimo de seis meses.

Michael, que se representó a sí mismo durante el juicio, sostuvo también que durante los últimos ocho años “nunca se había esperado que contribuyera a los gastos del hogar, ni ayudara con las tareas domésticas y el mantenimiento”, y afirmó “que esto es simplemente un componente de su contrato de vivienda”.

Pero el juez calificó la defensa del hijo como “indignante”, según publica la página web Syracuse.com, y ordenó al abogado de los padres que redacte una orden de desalojo.

Cuando el juez le preguntó qué hacía para su manutención, Rotondo respondió que tenía un negocio. Pero cuando se le pidió que especificara esa actividad, Michael respondió: “Mi negocio es asunto mío”.

Después de hablar con los medios, Rotondo salió del juzgado para regresar a la casa de sus padres.

 

 

AGENCIAS

Deja una respuesta