Juez suspende la ley SB4 en Texas

0 1.540

Un juez federal estadundiense en San Antonio ordenó hoy suspender las principales disposiciones de la polémica ley estatal SB 4 de Texas, que prohíbe las “ciudades santuario” y autoriza a los policías locales indagar el estatus migratorio de las personas que detengan por cualquier razón.

La orden, emitida la tarde de este miércoles por el juez federal Orlando García, prohíbe a las autoridades de Texa aplicar las disposiciones más controvertidas del estatuto, cuya entrada en vigor estaba programada para el próximo viernes 1 de septiembre.

El mejor interés del público será servido mediante la preservación del statu quo a la situación anterior al 1 de septiembre, a la implementación y el cumplimiento de aquellas partes de la SB 4 que, en su apariencia, se anteponen a la ley federal y violan la Constitución de los Estados Unidos”, escribió el juez en su dictamen.

Los gobiernos de las ciudades de El Paso, Dallas, Austin, San Antonio y Houston, la comunidad de El Cenizo y varios condados, entre ellos Maverick, Bexar y El Paso, interpusieron una demanda consolidada en contra de la SB 4, a la que calificaron de anticonstitucional.

Para obtener una orden de suspensión de la ley, los demandantes tienen que probar que la aplicación del estatuto causaría un daño irreparable a las personas.

El juez consideró que los demandantes tienen probabilidad de éxito en su reclamación de anticonstitucionalidad, por lo que ordenó frenar la aplicación de la ley, en tanto se determina si lo es.

El dictamen de 94 páginas señala que los demandantes formularon su caso e incluso fueron ayudados durante las discusiones orales por el estado, al citar un argumento dado por uno de los abogados de la Oficina del Procurador de Texas.

El Estado de Texas admite, señoría, que si el proyecto de ley SB 4 es anticonstitucional, o una disposición del mismo es frenada por esta Corte, o declarada anticonstitucional, si así fuera y violara los derechos constitucionales del público, entonces hay un daño irreparable”, indica el argumento citado.

Se espera que la decisión sea apelada por la Oficina del Procurador de Texas en las próximas horas ante la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans.

La ley SB 4, conocida también como ley contra las ciudades santuario, autoriza a los policías locales a preguntar sobre el estatus migratorio de las personas durante cualquier detención, incluidas las rutinarias paradas de tránsito.

La ley contempla sanciones contra alcaldes, sheriffs, policías y jefes de policía que se nieguen a cooperar con las autoridades federales y a acatar las solicitudes de los agentes de migración para mantener detenidos a reclusos no ciudadanos sujetos a la deportación.

La legislación establece que los gobiernos locales y los departamentos de policía que se nieguen a acatar las leyes de inmigración, podrían dejar de recibir millones de dólares en fondos públicos y enfrentar multas y otras sanciones, e impone sanciones de hasta 25 mil dólares por día a las jurisdicciones que violen sus disposiciones.