Internan a Mario en el IMSS de Reynosa

0 0

Por Redacción

Pese a la negativa de los hospitales de Monterrey, Nuevo León, de atender a Mario por falta de camas, el niño de un año de edad se encuentra luchando por su vida luego de que una bacteria atacó

sus pulmones e inclusive uno se encuentra perforado por el uso al que estuvo expuesto mediante un respirador artificial.
Los padres de Mario optaron por regresar a la entidad en busca de atención, pero tuvieron que detenerse en Reynosa porque la salud del niño se complicó y optaron por ingresarlo al Hospital #15 de IMSS en ese municipio.
“Estamos esperando la valoración del niño, él se encuentra luchando por su vida, confiamos en Dios en que las cosas mejoren”, dijo Tomas Hernández, el padre del menor.
Desde el domingo 4 de febrero Mario fue hospitalizado en Matamoros, pero al agravarse el padecimiento se les recomendó a los padres que los trasladarán a Monterrey y así lo hicieron, pero se les negó la atención.