Pruebas contra el esposo de española son firmes: PGJ

0 10.128

Una de las evidencias que la Policía Investigadora tiene en la muerte de Pi­lar Garrido, es el teléfono celular de la española que quedó prendido, lo cual para la fiscalía tumba la teoría del rapto que el es­poso denunció.

Las dos pruebas que el equipo de cuatro Agen­tes del Ministerio Público tiene, forma parte de un ‘compendio’ de elementos que se estarán presentan­do a más tardar en tres meses para demostrar la acusación por el asesinato de la valenciana que des­apareció el 2 de julio.

Además se ha confirma­do que, las cámaras de seguridad, lo sitúan en la entrada de la ciudad 45 minutos antes de lo que él había afirmado.

“El esposo de Pilar Garri­do, apagó su teléfono pero no el de su mujer”. Este hecho ratifica que Jorge no estaba en el lugar que de­claró en un principio sino, precisamente, en el lugar donde, al cabo, se hallaron los huesos de Pilar”.

De acuerdo a la informa­ción recabada y dónde me­dios internacionales están dándole seguimiento al caso, el auto Honda de Jorge F.G. fue captado en las cámaras de seguridad al entrar a Ciu­dad Victoria a las 9 de la no­che el pasado 2 de julio.

En la primer declaración de su denuncia, el esposo de Pilar Garrido dijo que el secuestro se registró a las 17:30 horas y aseguró que inmediatamente des­pués viajó hasta ciudad Victoria.

Desde La Pesca (lugar de donde provenían) a Ciu­dad Victoria son 150 km y se tardan dos horas.

Jorge aseguró en sus pri­meras declaraciones que el secuestro fue rápido, pero denunció hasta el día 3 de julio.

La información que ha dado a conocer Jorge, en sus declaraciones judicia­les, es que el día de los he­chos no presentó denuncia por la desaparición de su mujer, porque su hijo esta­ba cansado y la comisaría estaba cerrada.

 

(El Contacto)

Deja una respuesta