Heroico rescate en Matamoros; hombre casi muere sepultado por montaña de sorgo

0

Los elementos de Protección Civil y Bomberos de Matamoros realizaron un heroico rescate de un hombre que estuvo atrapado por más 40 minutos, entre la montaña de una bodega de sorgo.

Los hechos que pusieron en riesgo la vida de una persona, ocurrieron la tarde de este viernes en una bodega de sorgo ubicada en el ejido La Rosita que se encuentra sobre la carretera Sendero Nacional.

A las 13:00 horas con 15 minutos fue que se reportó la llamada de auxilio al número de emergencia 911, por lo que de inmediato los paramédicos de Protección Civil, Cruz Roja, Cora Médic y Bomberos, así como voluntarios, atendieron el llamado de inmediato, trasladándose al lugar en cuestión de minutos.

Para las 13:00 horas con 29 minutos, los rescatistas llegaron al lugar para confirmar el accidente, encontrando atrapado en la bodega de sorgo al empleado de nombre Jesús Santos.

«Estaba abasteciendo la caja de un trailer y el entrar a la bodega se resbaló cuando estaba en la montaña del sorgo y cayó hacia la pared, quedando la  mitad de su cuerpo cubierto por el producto» dijeron Los compañeros.

El sorgo cubría la mitad de su cuerpo del empleado y por ese motivo no podía tener movilidad ya que era presionado a la pared.

Lo que hicieron los rescatistas, fue remover parte del sorgo que oprimía al empleado, sin embargo, el producto no dejaba de bajar de la montaña y eso complicaba el rescate, por lo que tuvieron que proceder a romper parte de la pared de concreto de la bodega y así maniobrar con más facilidad.

Los rescatistas pusieron un ‘triplay’ para que el sorgo ya no siguiera cayendo hacía la pared y hacia donde estaba el trabajador atrapado, también sujetaron su cuerpo a un harness y poco a poco lo sacaron hasta que lograron el objetivo, que era librarlo de la muerte.

Cuando el joven salió de la bodega, su esposa ya lo esperaba y lo primero que hizo fue darle un fuerte abrazo, sus primera palabras fue darle gracias a Dios por darle otra oportunidad de vivir y también agradeció a todos los rescatistas.

Deja una respuesta