Demanda a sus padres por haber nacido

0 287

Raphael Samuel nació hace 27 años en Bombay, la capital financiera india, en el seno de una familia «cariñosa» de clase media, pero él preferiría no haber nacido nunca, y su impulso por demandar a sus padres por haberlo traído al mundo le ha convertido en el germen del movimiento antinatalista en la India.

«Hablé con mis padres, les dije que haberme tenido fue un error que nunca debieron haber cometido», dijo hoy a Efe Raphael, un intrigante personaje que cubre su rostro con una barba postiza y gafas de sol y cuyas ideas despertaron el debate en las redes sociales por el «permiso a nacer».

El antinatalismo es un sistema de pensamientos filosóficos que defienden el control de la natalidad hasta el punto de que pueden considerar incorrecta la reproducción, por lo que sostienen que al no nacer se evita un gran sufrimiento al mundo y al no nacido.

Comencé a darme cuenta cuando tenía unos cinco años, pero me convertí en un antinatalista firme a los 20. Me he dado cuenta de que el planeta se está destruyendo. En general, vivo feliz, pero la vida me parece inútil», explicó.

Samuel forma parte de un movimiento que se ha denominado Child Free India (India Sin Niños), una agrupación que, según sus propios datos, agrupa a unas pocas decenas de personas, pero que con un nuevo auge espera reunir en la ciudad meridional india de Bangalore a unos 200 antinatalistas el próximo domingo.

Éramos un grupo pequeño hasta hace seis meses, cuando las personas comenzaron a reunirse en varias ciudades y el número aumentó exponencialmente, hemos comenzado a comunicarnos y ésta será nuestra primera reunión nacional», indicó.

Todo tipo de reacciones han surgido en las redes sociales sobre los antinatalistas después de que Samuel anunciase su intención de demandar a sus padres por haberlo traído al mundo sin su consentimiento, algo a lo que habría dicho «no» si lo hubieran preguntado.

Mis padres están de acuerdo con mi pensamiento y se dan cuenta de que fueron inconscientes cuando me tuvieron y quieren que corra la voz», afirmó el joven, quien asegura que está a la búsqueda de «un abogado con agallas» para llevar este caso a una corte.

«No me arrepiento de vivir, pero preferiría no haber nacido«, sostiene el bloguero, que tiene una decena de vídeos en su canal de Youtube para esparcir sus ideas entre los niños.

Tus padres son dos personas que de los 20 a 25 años solo querían pasar una buena noche juntos, y como resultado de eso te tuvieron (…). No tienes que respetarlos por eso», afirma en uno de sus vídeos.

Aunque Samuel dice haber tenido una «grandiosa relación» con sus padres, cree firmemente que la razón por la que nació fue la búsqueda de placer de sus padres y no el suyo propio.

Las ideas antinatalistas del joven indio van más allá de la inútil búsqueda del consentimiento de quienes no han nacido, sino que desea crear «conciencia» en los niños de que sus padres no son propietarios de sus vidas.

No necesitan hacer nada por sus padres, no tienes que aceptar chantajes, no necesitan escucharlos si no quieren, pero si ustedes sienten que tienen que hacerlo, háganlo», aconseja en otro de sus mensajes.

Sobre su propia experiencia asevera que su madre se ha hecho consciente, y ha pensado que si lo hubiera pensado mejor quizá no lo habría tenido.

«Y eso es lo que quiero decirles, ustedes tienen la opción de no tener niños», insiste.

La campaña que lleva adelante el joven activista dirige mensajes también a la parejas infértiles que se sienten incompletas por no poder procrear, algo que se considera una maldición en la India, afirmando que esta incapacidad es «sexy».

¿Por qué se sienten incompletos cuando son infértiles? ¿Por qué es tan horrible eso? ¿Por qué es tan triste? Esto es lo mejor, para empezar tienes que usar menos condones, segundo, no traes niños a este mundo», argumenta.

En su opinión, los niños no son un requisito indispensable en la vida, son un requisito social.

«Lo peor que le puede pasar a un niño son los padres», dice, de la misma forma en que piensa que los padres al tener hijos «están añadiendo elementos al calentamiento global», o que «ese niño se convertirá en un criminal, o víctima de un criminal», concluye.

 

EFE

Deja una respuesta