Jalar de los cabellos y pellizcar a los menores está prohibido en Tamaulipas

0

En Tamaulipas ya no estará permitido utilizar el castigo corporal y las humillaciones como método correctivo o disciplinario en los menores de edad. 

 

Los diputados locales aprobaron reformas a la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado, cuyo propósito es prohibir a los padres, tutores o cualquier adulto a implementar castigos como golpes, pellizcos o jalones de cabello como método para corregir a los menores. 

 

El artículo 5 de la Ley establece que se considera como castigo corporal: A todo acto cometido en contra de niñas, niños y adolescentes en el que se utilice la fuerza física, comprendiendo los golpes con la mano o con algún objeto, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de las orejas, obligar a sostener posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos calientes u otros productos o cualquier otro acto que tenga como objeto causar dolor o malestar. 

 

Mientras que los castigos humillante son todos aquellos que: al trato ofensivo, denigrante, desvalorizador, estigmatizante, ridiculizador, de menosprecio o aquel acto que tenga como objetivo provocar dolor, amenaza, molestia o afectación en la integridad física, mental, psicológica o emocional en contra de niñas, niños y adolescentes. 

 

Los legisladores locales determinaron que los tiempos han cambiado y “nos hemos dado cuenta que esta práctica que ha subsistido por años constituye el inicio de la formación de personas violentas que no contribuyen con los ambientes de seguridad y paz que con mucho trabajo se ha buscado para Tamaulipas”. 

 

Señalaron que, de seguir permitiendo esa práctica se atentaría contra la dignidad, integridad y bienestar de los menores, que trae consigo daños y consecuencias en su desarrollo.

 

“Las consecuencias del castigo corporal y humillante tienen efectos negativos importantes en su crecimiento y desarrollo, por lo cual, estiman que esta situación debe ser visibilizada y atendida en su justa dimensión”, precisaron. 

 

Por: Alfredo Contreras

Deja una respuesta