California se prepara para un ‘gran Tsunami’

0

Hace exactamente 317 años del último tsunami de gran magnitud que azotó la costa de California, pero el fenómeno podría repetirse. Esta vez con consecuencias mucho más graves que en el siglo XIII.

Los científicos creen que los terremotos que provocan tsunamis en California se dan en ciclos que van de los 300 a los 500 años, por lo que las autoridades de este estado ya se preparan para enfrentar el “peor escenario posible”.

A través de constantes talleres de preparación, los ciudadanos de las principales ciudades de California se preparan para saber cómo reaccionar en caso de un desastre natural.

Debido a que gran parte del estado reposa sobre la falla de San Andrés, las posibilidades de un terremoto son altísimas.

Sin embargo, la idea no es aterrorizar a los californianos, sino concientizarlos sobre lo que pueden hacer para evitar pérdidas humanas en caso de un terremoto.

Regiones como Japón, Chile e Indonesia son famosas por su vulnerabilidad ante los tsunamis de gran magnitud, pero eso de ninguna manera exenta a California de sufrirlos en algún punto de la historia.

Los ingenieros y geólogos del Servicio Geológico de California estiman que el norte del estado es la zona más vulnerable de la demarcación, en especial los condados costeros de Humboldt y Del Norte.

Asentadas sobre la falla de Cascadia, estas comunidades son vulnerables ante un terremoto provocado por sus movimientos pues, al ser de subducción, tienen el potencial de liberar grandes cantidades de energía en lapsos de tiempo muy cortos.

Los expertos estiman que un terremoto magnitud 9 provocaría un tsunami que pondría en riesgo la mayoría de las poblaciones de todo el norte del estado. Entre las ciudades que más peligro corren están Eureka, Crescend City y Arcadia.

Si un seísmo así sucediera, provocaría un maremoto capaz de alcanzar una elevación de 12 a 15 metros de altura, dejando a los habitantes con solo 20 minutos para evacuar sus hogares antes de perderlo todo. La última vez que un escenario así se hizo presente fue en 1700.

Por otra parte, se cree que el sur de California no corre tanto peligro de ser devorado por un tsunami, pero de todas maneras existe la remota posibilidad de que uno se presente tras un terremoto de magnitud superior a los 7.5 grados.

A pesar de que un maremoto llegue a California es un hecho improbable, los especialistas recomiendan a los habitantes de las ciudades de este estado “evacuar la zona si sienten un temblor que dura más de 20 segundos”.

 

AGENCIAS

Deja una respuesta