Unidos por Matamoros

0 86

“Reto en puerta: Conservar la paz laboral en Matamoros”. Así titulamos nuestra columna el pasado 13 de septiembre. Voy a reproducir a continuación algunos de los párrafos de esa colaboración.

“Sin que nadie renuncie a defender sus legítimos derechos, a tres meses que empiecen a presentarse los primeros emplazamientos a huelga en contra de las empresas de la industria maquiladora de Matamoros para la revisión anual del tabulador de salarios, el principal motor de nuestra economía en la región, empresarios y Sindicatos tienen que trabajar de la mano anticipadamente y elaborar una estrategia que les permita concluir ese proceso sin sobre saltos y evitando que manos extrañas busquen alterar el orden, crear confusión e inestabilidad en los centros laborales como sucedió este año con el reclamo del pago de 32 mil pesos por el alza a los salarios mínimos”.

También plantee: “Que empresarios y dirigente sindicales formales trabajen unidos y con armonía, reiteró sin que nadie renuncie a sus legítimos derechos, es impostergable porque Matamoros no soportaría otra inestabilidad laboral como la registrada en enero del presente año en que se perdieron cerca de 5 mil empleos y que todavía no se recuperan”.

Expuse: “Si los hombres de empresas y los dirigentes Sindicales deciden trabajar en armonía en la revisión del tabulador de salarios, poniendo sobre la mesa la prioridad de dar certidumbre a las empresas para que puedan seguir operando y conservar las fuentes laborales, con negociaciones justas en una revisión razonable en salarios, creo que Matamoros podría salir ganando y derrotar a los agitadores profesionales que ya se frotan las manos de nueva cuenta, buscando hacer paros laborales y estallar huelgas, porque ese es su negocio que en el pasado reciente les dejo grandes dividendos monetarios”.

Escribí que “la Asociación de Maquiladoras de Matamoros tiene que buscar acercamientos con las cúpulas empresariales como Canacintra, Coparmex, Canaco, Canirac y Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción para trabajar unidos en la próxima revisión de salarios de la industria maquiladora, cuidando que no vaya haber conflictos ni actos vandálicos como los registrados en enero del presente año que mucho le costaron a Matamoros”.

Propuse el13 de septiembre que “como parte de esa unidad oportunamente acudir ante las autoridades gubernamentales para que jueguen el papel que les corresponda, para que las revisiones se hagan apegadas la Ley y proceder en contra de quienes emprendan actos intimidatorios ilegales en contra de las empresas».

Quise hacer referencia a esa colaboración porque el viernes pasado en Matamoros, autoridades del Gobierno Federal, del Gobierno del Estado se reunieron con empresarios y dirigente sindicales, donde convinieron trabajar en estrecha colaboración para que las revisiones de los salarios y contratos en las empresas maquiladoras que comenzaran en enero próximo se dé en un marco de respeto a la Ley Federal del Trabajo, privilegiando la negociación para alcanzar acuerdos consensados, conservando la paz laboral, evitando que haya paros y huelgas fuera de la Ley, como sucedió recientemente.

En el encuentro estuvieron presentes: César Augusto Verástigui, secretario general de Gobierno de Tamaulipas; Alfredo Domínguez Marrufo, subsecretario federal de la STPS; Rosalinda, presidenta de Index Matamoros; Rogelio García, presidente de Canacintra; Juan Villafuerte Morales, secretario general de la Federación Regional de Trabajadores; Miguel Ángel Villarreal Ongay, Secretario del Trabajo del Estado y Carlos Alberto García González, secretario de Desarrollo Económico del Estado; David Cerda Zúñiga, Jefe de la Oficina del Gobernador del Estado; Tereso Medina Ramírez, Subsecretario de Acción Política de la CTM.

Fue un encuentro sin precedente en la historia reciente de Matamoros que debe resaltarse porque se reconoce que el gran reto que se tiene en el corto plazo en esta ciudad es mantener la paz laboral, como lo expuse aquí el pasado 13 de septiembre, logrando que en las revisiones salariales empresas y sindicatos logren acuerdos razonados, que permitan que las empresas sigan operando en la ciudad y que los obreros no pierdan sus empleos.

Creemos que si se parte de esa primicia, empresarios y trabajadores sindicalizados podrán alcanzar un acuerdo satisfactorio conservando la armonía y la paz laboral, respetando la Ley para evitar que los agitadores profesionales que vienen de fuera atenten en contra el desarrollo de Matamoros.

Los graves conflictos laborales de enero del presente año tuvieron graves consecuencias: Se perdieron 5 mil empleos y lo más delicado se erosionó la confianza entre los inversionistas, motivo por el cual ya no han llegado nuevas empresas y no se están generando los 8 mil empleos anuales que se estaban registrando antes por ese problema.

En hora buena que oportunamente autoridades de los tres niveles de gobierno, sindicatos y empresarios decidieron formar un frente común para que nadie vuelva atentar contra la paz laboral.

Se trata de una unión a favor de Matamoros y si se alcanzan los objetivos planteados se estaría en el camino correcto para ir recuperando la confianza entre los inversionistas, que se pierde en días, pero recuperarla llevará años.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta