Ingresará al CEMQ el niño de primaria que fuera azotado contra la pared

0 702

Tras la denuncia ciudadana de la abuela de un niño de ocho años de edad estudiante de la escuela primaria Club Rotario Matamoros Sur, el cual, según el decir de su familia, fue azotado contra la pared por uno de sus compañeros y resultara con traumatismo craneoncefálico leve, hechos ocurridos el pasado miércoles dentro del aula escolar; el día de hoy será llevado al Hospital CEMQ para realizarle una exploración de la cabeza por tomografía computarizada (TAC).

Fue la señora Alicia Loredo Mendoza, quien explicó que el pasado miércoles se percató de que su nieto, al llegar a su casa en compañía de su hija (madre del menor); tenía un color pálido además de un semblante desfavorable por lo cual preguntó que es lo que tenía, a lo cual la madre del menor explicó que al niño lo habían azotado contra la pared y tenía un chichón en la nuca.

Ante el dicho de lo sucedido, la abuela acudió a la escuela ubicada en la calle Presa de la Angostura de la colonia Rodríguez y además de pedir una explicación de lo sucedido, exigió a la directora, Rosa Velia Mercado Lara; que llevarán al niño al Hospital a recibir la atención médica pertinente.

En efecto la directora Mercado Lara brindó el traslado al nosocomio del niño y sus familiares, en dónde los médicos lo diagnósticaron con traumatismo craneoncefálico leve y le fueron tomadas unas placas del cráneo, descartando así la fractura del mismo.

A partir de ese día (miércoles 15 de enero); el pequeño no ha asistido a la escuela, por motivo de mareos, por lo cual volvieron sus familiares lo llevarlo de nuevo al Hospital General (el sábado 18 de enero), donde una pediatra le giró una orden para realizarse un TAC de cráneo simple, pero desafortunadamente a pesar de existir un seguro escolar, el nosocomio no cuenta con el equipo para realizar dicho estudio.

Familiares del estudiante lesionado, aseguran que no es la primera vez que el niño es agredido por algunos de sus compañeros; y que en esta ocasión, según el dicho del menor, un compañero lo tomo del cuello y lo comenzó a zarandear, mientras otro le metió el pie a sus espaldas y fue azotar contra la pared golpeándose en la nuca.

En entrevista dijeron los familiares del menor que exigen a las autoridades educativas se esclarezca la responsabilidad, no tanto de los niños, si no del maestro de grupo; así como también la escuela brinde el apoyo necesario para continuar con la atención médica al pequeño.

Por: Pedro Pablo Arellano Ortiz.

Deja una respuesta