Adiós Licuachelas, lo de hoy son las Rotochelas

La popularidad de la cerveza mezclada con otros ingredientes ha llamado la atención de todo internet. Ya sea con jugo de limón, sal, salsa, chamoy, chile en polvo y hasta camarones o gomitas, las micheladas no dejan indiferente a nadie. O las amas, o las odias, y más con la llegada de la primavera. Pero lo que sorprende de esta bebida no es solo su combinación de sabores, sino su presentación al servirla, y la última moda en ese sentido son las Rotochelas.

El sol está a todo lo que da. En algunas partes de México la temperatura supera los 40 grados. Por ello es muy fácil  tener sed “de la peligrosa” y en Menú lo sabemos muy bien, por eso, hoy te queremos mostrar la chela más viral en lo que va de abril, ni más ni menos que la “Rotochela”.

Hazte a un lado Licuachela, llegó la Rotochela

Las ya míticas micheladas tomaron por sorpresa a todo México. En un abrir y cerrar de ojos, bares y puestos ambulantes ya tenían toda una variedad de estas bebidas para degustar, como si no fueran suficientes los pitufosvacas locas o las primas (margaritas con tequila).

No hace mucho, en el mundo de las micheladas preparadas apareció una nueva creación, las licuachelas, que no son más que una michelada al gusto vertida en un vaso de licuadora. Pero ahora llegó un nuevo retador.

El pasado lunes 18 de abril, el usuario de Facebook “Herrería Rodríguez” subió una foto que hizo temblar a  todas las licuachelas; Parecía ser una michelada convencional, con su escarchado de chamoy, chile piquín y una rodaja de naranja como decoración, pero lo especial residía en el vaso; una mini réplica de la marca de tinacos más famosa del país.

Rápidamente la foto se viralizó, llegando a compartirse más de 20 mil veces tan sólo en la publicación original, sin contar las resubidas en diversas cuentas más.

¿De dónde proviene la Rotochela?

Tal parece que el origen de la “Rotochela” viene del centro del país. La publicación original menciona que la bebida se creó un buen fin de semana en Velo de Novia, un parque ecológico en Valle de Bravo, Estado de México:

Este parque, además de ser una gran reserva natural y pulmón del estado, tiene una cascada de 35 metros de altura y zonas boscosas ideales para acampar y hacerse una rica parrillada casera con antojitos, o degustar los establecimientos locales que ofrece opciones como pizza, mariscos, tacos y cortes de parrilla a la BBQ. Con toda esa oferta de comida y grandes paisajes, ya sabemos qué inspiró al creador o creadora de las “Rotochelas”.

¿Dónde puedo conseguir una Rotochela?

Como tal y hasta el momento, no hay establecimientos que preparen “Rotochelas”, pero hacerlas desde casa es más fácil de lo que imaginas:

Basta con comprar tu cerveza favorita, escarchado de preferencia y conseguir el cilindro de tinaco, que puedes comprar en línea o en tiendas de plásticos. Generalmente no rebasan los 80 pesos.

Si quieres esperar a que salgan a la venta ya preparadas, no dudamos que tarden mucho tiempo en aparecer en lugares como Dolls Drinks en Tepito; 5ta Avenida en Azcapotzalco; o Cubechada en la Miguel Hidalgo, tres pioneros en la venta de licuachelas cuyos precios van desde los 150 hasta los 250 pesos

Michelada Fest 2022, ¿una oportunidad para conocer a la Rotochela?

¿Crees que las “Rotochelas” superen la prueba del tiempo?, un buen sitio para comprobarlo será el Michelada Fest 2022, un evento con 20 expositores de bebidas alcohólicas cuya especialidad son las micheladas:

Se llevará a cabo del 22 al 24 de abril en el centro de convenciones Tlatelolco de 14 a 24 horas. La entrada costará 50 pesos por persona y además de chelas habrá un espacio para tacos al carbón, alitas, garnachas y música como Zona Rika, Michael Grupo Kien? y muchas sorpresas más.

La meteórica popularidad de la “Rotochela” en redes sociales podría causar la aparición de esta bebida en en festival, así que podrías llevarte una grata sorpresa, aunque por el momento ningún expositor ha confirmado su presencia. Otra opción bastante interesante sería llevar tu propio cilindro para que te preparen una michelada desde el festival.

Las Rotocheladas, siempre con medida

Si bien bebidas como las micheladas y la cerveza en general son una buena opción para acompañarlas con comida o en una fiesta, nunca está de más recordar que su consumo debe ser moderado.

Estudios del  Hospital Clínic y las Universidades de Barcelona y Málaga en España, han concluido que las personas que consumen cerveza habitualmente de forma moderada presentaban una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión.

 

Fuente: El Universal.

Deja una respuesta