Visa para EU: esto NO debes responder durante tu entrevista en el consulado

Solicitar una visa estadounidense no es fácil, es la realidad. Pero si haces todos lo que te piden en la embajada, pagas a tiempo, llenas correctamente los formularios, eres puntual y te muestras seguro en los motivos para tu viaje, seguro que te la dan. Y cómo dice el dicho, “lo que más cuesta trabajo, es lo que más valoramos”, te damos unos consejos para que durante tu entrevista con el funcionario gringo no caigas en errores habituales.

Para empezar deja tras esa actitud o estereotipo de que el mexicano deja todo para la mera hora. Prepárate, sal con tiempo de tu casa, checa varias veces tus documentos y ármate de mucha paciencia en la fila de la embajada, recuerda que no eres el único que busca una visa estadounidense. Y toma en cuenta que como en una entrevista de trabajo, si hablas con la verdad, te muestras seguro y fresco todo saldrá bien.

Así debes contestar durante la entrevista con el oficial consular

  • Motivos del viaje y tipo de visa

Es importante que cuando estés llenando el formulario DS-160 verifica qué tipo de visa estás solicitando. Si pides la visa de turista B1/B2, importante. No digas en la entrevista que quieres tu visa para ir a trabajar o estudiar a Estados Unidos. ¡No te pongas nervioso! Siempre los motivos de tu viaje que comentas al oficial consular deben coincidir con el tipo de visa que solicitas.

  • No mientas

¡Apégate al guion!. Contesta únicamente lo que te preguntan. Manténte apegado a tu formulario DS-160 y no te extiendas con historias que pueden enredarse. Por ejemplo, si te preguntan a dónde vas, responde el nombre del destino y ya; si el oficial no lo pregunta, no es necesario que cuentes la historia de lo que te motivó a ir ahí.

Responde tranquilo y con claridad, siempre con base en la información que diste en el formulario DS-60. Ahí está toda la información que necesita el funcionario para tu entrevista, no inventes cosas o te hagas el chistoso que puedes caer en contradicciones y ponerte nervioso.

  • Es real, sin trabajo y sin un sueldo no te darán una visa 

Sé honesto contigo mismo, si buscas viajar a Estados Unidos para encontrar trabajo y solicitar una visa de turista, las cosas no van a pasar. Los funcionarios del consulado desconfían de los solicitantes que son desempleados, por el creciente temor a que no regresen a su país de origen y vivan ilegalmente con algún conocido o familiar. Si llegas a la entrevista con el oficial consular y no tienes un trabajo formal o ingresos que comprueben una estabilidad económica, es muy seguro que te bateen, ni por más verbo que tengas.

  • No hables de familiares sin documentos

En México, la mayoría tenemos un familiar en Estados Unidos. Es importante que si tu familiar es ilegal o no tiene una visa de residencia permanente o algún documento oficial que justifique que esté en suelo norteamericano, no lo menciones por nada en el mundo. Tampoco digas que “se casó con un gringo” o que ya “está en trámite su green card”. Eso solo hará que te pregunten por el estatus de tu familiar y te pidan información sobre él o ellos y, por lo tanto, te rechacen la visa de cualquier tipo, y los pongas en un riesgo de deportación.

¿Qué preguntas son las más comunes?

Las preguntas están basadas en la información de tu DS-160 y te recomendamos que las practiques un rato antes de tu entrevista con el oficial consular.

  • ¿A qué lugar de Estados Unidos viaja?
  • ¿Cuál es el motivo de su viaje?
  • ¿De cuánto tiempo será su estancia y cuándo piensa partir?
  • ¿Con quién viaja?
  • ¿Dónde trabaja? ¿Desde cuándo labora ahí y qué actividades realiza?
  • ¿Quién pagará los gastos de su viaje?
  • ¿Dónde se hospedará?
  • ¿Tiene familiares en Estados Unidos?
  • ¿Ha viajado o estado antes en Estados Unidos?

Si se complica la entrevista y el oficial duda de tu regreso o que no tienes el dinero suficiente para tu viaje, comprueba con documentos oficiales que tienes que volver a tu país de origen. (IMPORTANTE, SOLO SI TE LOS PIDE EL OFICIAL CONSULAR)

  • La cédula profesional para demostrar que concluiste una carrera, te sirve.
  • Los recibos de pago del trabajo, los estados de cuenta (sin deudas) y comprobantes de devolución de impuestos te ayudan un buen.
  • Una constancia laboral donde demuestres que tienes un trabajo estable y debes volver.

Fuente: El Heraldo de México