Aniversario Luctuoso 26 años del asesinato de Selena

0

Selena Quintanilla fue asesinada la mañana del 31 de marzo de 1995 por Yolanda Saldívar, quien fue una de las amigas más cercanas de la “Reina del Tex-Mex”. Hoy Yolanda cumple su sentencia en Mountain View Unit, prisión de máxima seguridad para mujeres en Gatesville, Texas.

Yolanda Saldívar se declaró inocente después de haber acabado con la vida de Selena con un balazo de un revólver calibre .38mm. El impacto fue a la altura del hombro inferior derecho, el cual le rompió una arteria que le provocó la muerte por pérdida de sangre y un paro cardiorrespiratorio.

Saldívar era la asistente personal de la cantante, fundadora y presidenta de su club de fans y gerente de su marca Selena, pero decidió apagar la voz de la intérprete de Como la flor cuando ésta tenía 23 años y una exitosa carrera por delante.

Después de dispararle a Selena en la habitación 158 del motel Days Inn., Saldívar se encerró en una camioneta por casi 10 horas, en donde amenazaba con quitarse la vida mientras sostenía el arma en su mano y se apuntaba a la cabeza.

A pesar de siempre sostener que no fue su intención asesinar a Selena, después de dos horas de deliberación, un juez sentenció a Yolanda Saldívar a cadena perpetua por asesinato premeditado el 24 de octubre de 1995, con la posibilidad de solicitar su libertad condicional en marzo de 2025 por buen comportamiento, cuando haya cumplido 30 años de sentencia. Desde el 22 de noviembre de 1995, Saldívar pasa sus noches en una celda de aproximadamente 3.5 x 2 metros.

Sus días comienzan con un momento de esparcimiento por las mañanas, después trabaja como conserje y regresa a su encierro.

El portavoz del Departamento de Justicia Criminal de Texas, Jeremy Desel, dijo en entrevista que “No ha habido cambios verdaderos o significativos en el estatus de Saldívar durante años”

Desel no quiso dar más detalles de cómo es el trabajo que ahora desempeña Yolanda en la cárcel y tampoco quiso decir por cuánto tiempo lleva desempeñando este papel, sólo añadió: “Un conserje trabaja haciendo lo que hace un conserje”. La vida de Yolanda nunca ha dejado de correr peligro desde que dio n a la vida de la “Reina del Tex-Mex”, varias veces ha recibido amenazas de muerte a través de cartas del exterior por haber asesinado a su ídolo, en otras ocasiones ha recibido las amenazas de otras reclusas, por ello vive sola en su celda, alejada de las demás presas.

Deja una respuesta