Castigarán a cualquier familiar que sustraiga o retenga a un menor

0

El Código Penal de Tamaulipas será reformado para establecer que los delitos de sustracción y retención de menores lo cometerá cualquier familiar y no solo el padre o la madre.

Con ese propósito, la Diputación Permanente del Congreso del Estado recibió una iniciativa de decreto que modifica el contenido del tipo penal.

En la exposición de motivos se señala que , el propósito es eliminar la calidad específica de padre o madre, atendiendo a la realidad compleja que viven todas las familias tamaulipecas.

Con ello se protegerá de manera más amplia el interés superior de la niñez, ante la proliferación de posibilidades en las que se pueden encontrar las obligaciones de custodia, tutela, patria potestad y deberes de cuidado en conflicto.

De esa manera, el sujeto activo del delito lo podrá ser cualquier persona que guarde una relación de parentesco con la víctima, más allá del primer grado.

Para ello, el artículo 300 establecerá que: “Cometen el delito de sustracción de delito a que se refiere este menores los ascendientes, parientes por consanguinidad o afinidad hasta el segundo privado el ejercicio de la patria grado que sustraigan a los potestad o el derecho de menores arbitrariamente del custodia de sus hijos, mediante lugar donde habiten transitoria o resolución judicial provisional o permanentemente, aun cuando definitiva, los sustraigan sin no exista resolución de causa justificada del lugar donde autoridad competente respecto habiten transitoria o a la patria potestad, derecho permanentemente. de custodia o convivencia de los menores, pero que de hecho se encuentren bajo el resguardo de alguno de ellos”.

Con ello, ya no solamente los padres podrán incurrir en esa conducta delictiva.

La misma modificación se aplicará al delito de retención de menores.
La Fiscalía General de Justicia solo podrá iniciar una carpeta de investigación a petición de parte ofendida.
Abogados consultados señalan que la reforma es importante porque muchas veces son los abuelos, tíos u otros familiares quienes sustraen o retienen a los menores.

Fuente: El Diario

Deja una respuesta