Hasta firmas de fallecidos presentaron independientes para ser candidato a gobernador

Firmas de personas fallecidas o en lista nominal de otros estados, así como credenciales de elector alteradas o falsificadas, fue parte de los hallazgos del INE en la revisión de apoyos ciudadanos presentados por quienes buscaron ser candidatos independientes a la gubernatura de Tamaulipas.

El estado va al proceso electoral del 5 de junio sin esta figura. En el camino para abrirles la puerta se encontraron 511 irregularidades, de las cuales 480 se clasificaron como inconsistencias y 31 como “otros”, informó el presidente de la Comisión Especial Encargada de dar Seguimiento al Procedimiento de Postulación y Registro de las Candidaturas Independientes, Eliseo García González.

Ya los aspirantes venían de no haber completado ni el 1 por ciento de las firmas requeridas por el Instituto Nacional Electoral, que puso una meta de 79 mil 745 apoyos ciudadanos, cantidad equivalente al 3% de la lista nominal en la entidad con corte al 31 de agosto de 2021.

Los cuatro hombres que en su momento recibieron luz verde del Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) para recolectar las firmas, apenas reunieron entre todos 1,246 apoyos, es decir, el 1.56% de los que necesitaban, aunque en lo individual no llegaron ni al 1%. Moisés Méndez Aguilar (Tampico) presentó 535 firmas, de las que 513 fueron válidas; Geovanni Francesco Barrios Moreno (Reynosa) entregó 113 y 86 cubrieron los requisitos legales; Juan Enrique Flores Aguirre (Altamira) mostró 450 apoyos y solo uno fue aprobado, en tanto que Marco Antonio Elejarza Yáñez (Reynosa) entregó 148 y 135 pasaron el filtro.

De las 1,246 firmas enviadas en total, 735 resultaron apoyos válidos una vez examinadas por la plataforma creada por el INE para tal efecto. Las inconsistencias tuvieron siete causales: En la aplicación móvil solo tomaron foto al anverso de la credencial de elector, la firma o la foto no coincide, la tarjeta estaba ilegible, se tomó foto a una copia y no a la credencial del INE original, el sistema la rechazó por estar alterada o falsificada o el apoyo venía sin firma.

Adicionalmente, 31 casos se clasificaron en “Otros conceptos” e incluyeron apoyos de electores dados de baja del padrón por defunción, fuera del ámbito geoelectoral (otros estados), duplicados y con credenciales reportadas ante el INE como extraviadas.

“¿Porqué es necesario presentar el apoyo ciudadano? para demostrar que tienen capacidad de competir y asumirse como una opción política auténtica”, explicó García González en entrevista y precisó que es el INE el responsable de la revisión.

De no aplicarse este control, dijo, se tendría una proliferación de candidatos independientes que no tengan viabilidad de competir en un proceso electoral; se busca asegurar que tengan una votación significativa al competir contra partidos políticos.

El funcionario electoral refirió que los gastos que tuvieron los aspirantes corrieron por su propia cuenta ya que el INE solo les otorga recursos cuando adquieren la categoría de candidatos independientes.

Desde su punto de vista, la figura debe permanecer porque es la única vía que tiene la ciudadanía para participar. “Las inconsistencias más recurrentes fueron las firmas no válidas, registro de apoyos ciudadanos sin firmas, foto de copias y fotos que no coinciden con la de la credencial del INE. Los aspirantes y sus auxiliares fueron debidamente capacitados en el uso de la aplicación móvil, uno de ellos solo validó un apoyo por no haber registrado a sus auxiliares”.

Las firmas se recogieron a través de la aplicación del INE del 2 de enero al 10 de febrero y al no cumplirse el requisito se declaró la improcedencia del derecho a registrarse y desierto el proceso de selección y designación.

Fuente: Milenio.