Lylian, la niña tamaulipeca que entrega tablets a estudiantes para que sigan sus clases en línea

0

 

La pandemia por el coronavirus ha provocado cambios en la forma de vida en todo el mundo, una de ella ha sido en la educación. 

 

En Tamaulipas, al igual que en todo México, niños y jóvenes se han tenido que adaptar a tomar clases en línea o por televisión, sin embargo no todos tienen la capacidad de tener un smartphone, tablet, computadora o televisión. 

 

Diversas asociaciones han tratado de apoyar a estos estudiantes que carecen de equipo para tomar sus clases y que no pierdan el ciclo escolar. Una de estas personas es Lylian Constanza Coronado Trejo, una niña de 11 años que empezó un programa para ayudar a quienes lo requieren. 

 

A su corta edad, puso en marcha su proyecto «Garras que conectan» para ayudar a los estudiantes de Miquihuana, uno de los municipios con mayor porcentaje de población en pobreza en Tamaulipas, de acuerdo con el informe 2020 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). 

 

Todo empezó cuando se preguntó cómo le hacían los niños para estudiar a distancia, pues muchos no tienen internet, computadora, tablet, smartphone o televisión para las clases en línea. 

 

“Todo empezó un día en que le dije a mi abuelita ¿y cómo se le hacen acá los niños para trabajar?, les pregunté que si los niños tenían internet, me dijeron que algunos no tenían internet, otros que no tenían dispositivos”.

 

Fue entonces cuando vino la idea de reunir los dispositivos y el tiempo aire para proporcionales internet. 

 

“Empezamos a hacer un video de que si nos podían ayudar para reunir los dispositivos y el tiempo aire, porque si les damos un dispositivo sin tiempo aire, pues no va a funcionar, no vamos a tener internet”. 

 

Hasta noviembre, había entregado 29 dispositivos a los niños de Miquihuana para que sigan con sus estudios. 

 

“Fuimos a sus casas, entregamos tres en el DIF. Muchos no tenían internet, nos tocó que el niño no tenía internet, incluso no tenía tele para ver los programas de Aprende en Casa. Nos tocó otra niña, a ella le dimos una computadora y empezó a llorar y me agradó tanto que yo también empecé a llorar». 

 

Ella es “Girl Scout” y de ahí surge el nombre del proyecto con el que Lilyan Constanza fue ganadora de Voluntario del Año 2020. 

 

“Le íbamos a poner Manos que conectan, pero en eso dije, nosotros somos Los Lobos, por qué no Garras que Conectan”. 

 

Lilyan ha recibido el apoyo de varias personas para continuar con su proyecto de entregar dispositivos móviles para llevar la educación hasta los lugares más lejanos. 

 

En recientes días, el DIF Tamaulipas le entregó varios equipos. “Mientras más sean a los que ayudemos, es mejor”, señala la niña originaria de Miquihuana.

 

Fuente: Milenio.

Deja una respuesta