TAMAULIPAS DISPONE PLAN PARA LA ATENCIÓN DE PACIENTES GRAVES POR COVID-19.

0

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Gobierno del Estado de Tamaulipas, a través de la Secretaría de Salud, ha dispuesto un plan de operación y reconversión hospitalaria regional para atender a pacientes graves por COVID-19, a fin de garantizar y hacer más eficiente la atención médica a los enfermos con complicaciones.

En una primera etapa, el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ciudad Victoria (HRAEV), el Hospital General de Altamira y el Hospital General Regional del IMSS No. 270 de Reynosa, han reconvertido algunas de sus áreas para atender exclusivamente a pacientes graves por COVID-19; en total suman suman 215 camas, personal capacitado y equipamiento especializado.

“Tamaulipas ha iniciado con estas labores con mucho tiempo de anticipación y eso es digno de reconocerse. Esperamos que esta epidemia, aunque dure un tiempo, sea lo menos dañina para nuestra población”, dijo Vicente Enrique Flores Rodríguez, Director del Hospital de Alta Especialidad de Victoria.

Conforme progrese el nivel de contagio de la enfermedad en la entidad, de ser necesario se sumarían al plan de operación y reconversión hospitalaria otras unidades de Victoria, El Mante, Altamira, Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo, Madero, Tampico, Abasolo, Valle Hermoso, Río Bravo, Miguel Alemán, incluidos hospitales privados.

La Secretaría de Salud de Tamaulipas también ha diseñado un protocolo de atención para pacientes graves por COVID-19 en los hospitales destinados para su atención.

Dichos hospitales están cerrados a consulta externa y solo permanecen abiertas áreas como urgencias, oncología, entre otras esenciales.

El paciente ingresa por el área de urgencias guiado por nomenclatura y anuncios claros y visibles hasta el área de triage respiratorio o valoración inicial.

“El doctor va a interrogar sobre su nombre, edad, teléfono y datos relacionados con sus síntomas: fiebre, tos, fatiga, dolor de cabeza, cuerpo o articulaciones y si cuenta con factores de riesgo como diabetes, hipertensión, insuficiencia renal, entre otros”, explicó Juan José Uriegas Avendaño, Director de Operaciones del HRAEV.

De acuerdo a los datos clínicos, el responsable de la valoración descarta el caso si se trata de otro padecimiento o solicita que se aísle en casa hasta la realización de la prueba o ingresa si presenta complicaciones respiratorias al área de estabilización donde el personal de salud se encuentra completamente equipado.

“Tenemos listos paquetes de trajes protectores, compuestos por un overol, gorro, botas, respiradores N-95, gogles y caretas protectoras”, detalló.

Otros de los insumos adquiridos por el Gobierno de Tamaulipas para hacer frente a la enfermedad en pacientes graves son termometros a distancia, batas quirúrgicas, cinta microporosa, bolsas RPBI (Residuos Peligrosos Biológicos- Infecciosos), trajes aislantes, cápsulas de traslado de pacientes de bioseguridad, ventiladores, entre otros.

“Desde aquí, el paciente puede pasar a imagenología a que le hagan algún estudio, a piso si no amerita intubación puesto que presenta insuficiencia respiratoria leve, o a terapia intensiva si requiere intubación”, agregó.

Los hospitales que han reconvertido sus áreas cuentan con 2 tipos de espacios para la atención y recuperación de los pacientes: una para enfermos moderadamente graves y otra para enfermos graves, es decir, que requieren intubación y cuidados particulares dada su condición.

Con el plan de operación y reconversión regional de hospitales y los protocolos de atención ante el COVID-19, el Gobierno de Tamaulipas busca sumar esfuerzos entre todas las instituciones de salud, a fin de brindar la atención necesaria a los pacientes que presenten complicaciones graves por la enfermedad.

Deja una respuesta