Esta fecha se popularizó por un corrido de Antonio Aguilar

0
Lamberto Quintero fue un famoso narcotraficante que falleció un 28 de enero de 1976 en El Salado, Sinaloa y es recordado cada año en redes sociales por el corrido interpretado por Antonio Aguilar
“Un día 28 de enero, como me hiere esa fecha, A don Lamberto Quintero, Lo seguía una camioneta, iban con rumbo al Salado, nomás a dar una vuelta”… así inicia el famosos corrido de Lamberto Quintero Payán, quien nació en la sierra de Badiraguato y era tío del narcotraficante Rafael Caro Quintero ‘El narco de narcos’.

A Lamberto se le recuerda cada 28 de enero gracias al corrido, interpretado por Antonio Aguilar quien también llevó al cine su historia, en los años ochenta.

De acuerdo a la historia que dio pie al famoso corrido, Lamberto Quintero y su primo Pedro Páez Soto, tuvieron rivalidades con la familia Otañez Lafarga, otro poderoso clan de Sinaloa, que descendían de caciques del municipio de San Ignacio.

A raíz de dichas diferencias en poco más de un año, la familia Lafarga fue prácticamente exterminada, mientras que varios miembros del clan Quintero también murieron.

Se dice que a finales de 1975, miembros de la familia Quintero vieron a Ramón Otañez
Lafarga hablar con un oficial de la policía judicial en una calle de Culiacán.

Los Quintero fueron asesinados en el sitio, ya que aseguran, los habían estado espiando. Ramón Otañez, tras ser atacado se defendió y mató a Macario Payan, un asociado de los Quintero.

Pedro Páez fue culpado por el presunto asesinato, quién en el año de 1975 fue asesinado en el aeropuerto de Culiacán, Sinaloa.

La muerte de Lamberto Quintero se presenció un 28 de enero de 1976 en el Salado, Sinaloa, tras una balacera en la que también falleció “El Chito” Lafarga.

Las familias Quintero y Lafarga tuvieron ciertos conflictos por el trafico de drogas en Sinaloa. El mismo día después de recibir por la espalda ráfagas de metralletas, fue trasladado a la Clínica Santa Maria que se encuentra en el centro de Culiacán, donde no resistió y murió.

La cripta de cristal donde descansa Lamberto Quintero se encuentra en el panteón Jardines del Humaya, en Culiacán, Sinaloa.

Fuente: Vanguardia.
Deja una respuesta