Gobierno te da «ayudadita» de 600 pesos al mes para la gasolina de tu coche

El subsidio de la gasolina representará un gasto anual de 400 mil millones de pesos para el gobierno federal en 2022, de acuerdo con el CEESP. Por lo que cada automóvil activo podrá beneficiarse con casi 8 mil pesos.

El subsidio a los precios de la gasolina representará este 2022 un gasto anual de 400 mil millones de pesos anuales, de acuerdo con el director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Carlos Hurtado. Por lo que el gobierno federal da una «ayudadita» mensual de unos 611 pesos en lo que gastan de combustible.

Esto porque en el país hay 50 millones 347 mil 569 coches de motor registrados en circulación, según cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) de 2020. Dicha cifra que eroga el gobierno representa casi 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a 2021.

«Hacemos escenarios, no estimamos, es prematuro decir cómo va a ser el consumo con todo lo que ha pasado», advirtió, en entrevista con Joaquín López-Dóriga.

El especialista explicó que desde hace un mes los consumidores no sólo están exentos del pago del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) lo que reduce entre 4 y 6 pesos el precio por cada litro, sino que hay un estímulo adicional para los importadores de gasolina y para Petróleos Mexicanos (Pemex). Por ello, se podrían alcanzar dicha cifra anual.

Además, detalló que el gobierno financia el subsidio a la gasolina con los ingresos excedentes por el precio del petróleo. Esto se debe a que Pemex tiene más «superávits» desde que tiene mayores ingresos porque es un «ente consolidado», es decir, que cuenta con el apoyo del gobierno federal.

Preocupa el gasto para contener el alza de la gasolina pero no la inflación

El director agregó que al sector privado le preocupa la relación del gasto que realiza el Gobierno de México para contener el precio de la gasolina y que ese volumen de recursos no se destine a contener la inflación.

«La decisión la tomó el presidente para cumplir su promesa de campaña. La inflación alta llega después y ahora el subsidio sirve para cumplir con la promesa y evitar que la inflación suba. Sin el subsidio, la inflación sería 2 puntos porcentuales más alta, cerca de 10 por ciento», agregó.

Por lo que al decidir subsidiar la gasolina, en lugar de usar ese gasto para otros fines, «es muy malo»; pues sólo beneficia a la gente que tiene más dinero (los propietarios de los automóviles) y contribuye además a generar mayor impacto ambiental.

Aunado a ello, sostuvo que lo importante son las finanzas públicas y mantener el equilibrio. Sin embargo, apuntó que el gobierno federal concentró el gasto público en programas sociales y en el subsidio a la gasolina durante el primer cuatrimestre de este año.

Hurtado resaltó que hubo un incremento del 45 por ciento en el presupuesto que se usa para los programas sociales y del 40 por ciento para las obras prioritarias, por la construcción del Tren Maya.

Mientras que para el sector salud bajó 16 por ciento; para el educativo 24 porciento y para la seguridad pública 1 por ciento, según los datos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público envío a la Cámara de Diputados a final de cada mes.

«¿Qué es lo que deberías estar decidiendo para población? Tenemos hoyos en salud, educación y seguridad pública. Es una decisión política que tiene derecho a tomar por ser el presidente de la República, pero tenemos derecho a criticarlo, enfatizó.

El especialista calificó como «ortodoxa» la estrategia del gobierno federal para manejar las finanzas públicas porque la distribución de los recursos se enfoca al gasto social, a las obras prioritarias y los subsidios a la gasolina, que desde marzo cubren al 100 por ciento el IEPS, así como el subsidio parcial de IVA e ISR a distribuidores e importadores.

 

Fuente: Radio Fórmula.

Deja una respuesta